La popularidad y la concienciación en torno a las criptodivisas van en aumento, pero también el caos y la confusión. Con las criptodivisas alcanzando miles de millones de capitalización de mercado, su transición de un almacén de valor a un medio de intercambio todavía parece bastante difícil. Pero con la entrada de Stablecoins en escena, han traído un rayo de esperanza para que las criptodivisas sean utilizadas tan fácilmente como el dinero. En este artículo, hablaremos de lo que son las stablecoins y de cómo podrían ser el futuro del dinero.

Problemas en el cripto-ecosistema actual

La característica más importante de la criptodivisa es que proporciona el mismo servicio que la moneda fiduciaria tradicional, pero sin la supervisión de un banco central. El hecho es que los gobiernos se sienten cada vez más incómodos con esta falta de control, y muchos argumentan que los activos digitales deberían ser regulados como otros activos financieros. Esto ha llevado a algunos bancos a bloquear a sus clientes para que no interactúen con los intercambios de criptodivisas. Y en Estados Unidos, algunos bancos también han comenzado a cerrar las cuentas de sus clientes sin otra razón real que su participación en el sector.

Además, no es ningún secreto que las criptodivisas como el bitcoin y el ether han sido activos volátiles. Por ejemplo, el ether pasó de 53.814 INR en diciembre de 2020 a 205.271 INR en abril de 2021. Luego cayó a 188.384 INR en julio de 2021, y volvió a subir a 273.669 INR en diciembre de 2021. Eth a INR Sin duda, el precio ha fluctuado mucho desde su creación y actualmente se sitúa en torno a los 2.10.029.

Estas salvajes oscilaciones de precios en el último año han dificultado que las empresas acepten la criptomoneda como medio de pago sin exponerse a un riesgo considerable de volatilidad. Las fuertes oscilaciones de los precios también han dificultado que las empresas fijen el precio de sus productos y servicios en bitcoin.

Las stablecoins están diseñadas para resolver estos problemas. Ofrecen todas las ventajas de las criptomonedas, pero su valor está vinculado directamente a una moneda fiduciaria, normalmente el dólar estadounidense o el euro. Esto significa que no fluctúan salvajemente como el bitcoin o el éter porque no están sujetos a las mismas fuerzas del mercado.

Por ello, las Stablecoins están haciendo que el bitcoin y el ether pierdan su dominio en la industria de las criptomonedas. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Y podrían ser realmente el futuro del dinero?

Understanding Stablecoins

Las stablecoins son una clase de criptodivisas cuyo objetivo es proporcionar estabilidad de precios y están respaldadas por un activo de reserva. Es una criptomoneda que está vinculada a un activo con un valor estable. Puede ser otra criptomoneda como Ethereum o bitcoin. O puede estar vinculada a una moneda fiduciaria como el dólar estadounidense o el euro. El precio de una stablecoin se mantiene cerca del valor de ese activo o moneda, incluso si hay volatilidad en los mercados de criptodivisas

La principal ventaja de las stablecoins es que permiten a los consumidores transferir valor de forma instantánea y barata utilizando un activo que no corre el riesgo de perder su valor debido a la volatilidad. Además, facilitan a los comerciantes y a las empresas la aceptación de criptomonedas sin preocuparse por las fuertes oscilaciones de los precios, algo que ayudará a impulsar una mayor adopción de las stablecoins como medio de intercambio.

La primera gran stablecoin fue Tether (USDT), que se lanzó en julio de 2014. Está vinculada al dólar estadounidense y mantiene una relación de 1 a 1 con el dólar en términos de valor. Desde su creación, la usdt a inr ha oscilado en una ventana de 70-80 INR, salvo algunas excepciones. Sin embargo, el proyecto se ha visto salpicado de polémicas y acusaciones por parte de la comunidad.

En contra de la creencia popular, Tether no es la única stablecoin del mercado actual. También se han desarrollado otras criptodivisas que han logrado atraer una atención considerable de los inversores de todo el mundo. Uno de estos ejemplos es la moneda USD de Circle, que se lanzó originalmente en 2018. Desde entonces se ha convertido en una de las monedas más exitosas de la industria.

La idea detrás de USD Coin es relativamente sencilla. A diferencia de Tether, donde cada moneda está respaldada por un dólar estadounidense real, la stablecoin de Circle está respaldada por múltiples monedas, incluyendo la moneda fiduciaria y otras criptodivisas. Esto ayuda a garantizar la estabilidad y también facilita a los inversores de fuera de Estados Unidos el acceso a esta moneda sin tener que preocuparse por los tipos de cambio y otros problemas que surgen al tratar con monedas extranjeras.

Challenges In Current Scenario

Stablecoins are a vital part of the global digital economy. They’re being used for everything from trading and arbitrage to remittance and cross-border payments. But the stablecoin market is still relatively young, and there are plenty of unanswered questions and challenges that need to be addressed before it reaches its full potential and replaces centralized currencies.

La regulación y el cumplimiento de la normativa son algunos de los principales problemas a los que se enfrenta el sector. El espacio de las criptomonedas se ha visto durante mucho tiempo como un salvaje oeste debido a la falta de regulación institucional, con muchas empresas que operan en zonas grises de regulación. Muchos creen que las stablecoins podrían ser fundamentales para atraer a los inversores institucionales a los mercados de criptomonedas. Sin embargo, antes de que los grandes bancos y los fondos de cobertura consideren la posibilidad de invertir en criptodivisas, necesitan ver una mayor claridad regulatoria sobre cómo deben clasificarse y gobernarse activos como las stablecoins.

Reflexiones finales

Algunas empresas se han esforzado por abordar estas preocupaciones asegurándose de que sus activos cumplen con la legislación vigente, pero por ahora, la mayoría sigue adoptando un enfoque de espera. Si el sector puede encontrar una forma de abordar estos retos, las stablecoins podrían desempeñar un papel integral para hacer que las criptodivisas sean más accesibles para las empresas y los consumidores como medio de intercambio.