Por Marcus Sotiriou, analista del corredor de activos digitales que cotiza en bolsa GlobalBlock

El Bitcoin cayó alrededor de un 5% durante el pasado fin de semana, la semana comenzó en torno a los 20.500 dólares en el momento de escribir este artículo. La tendencia a la baja en el mercado de las criptomonedas persiste, debido al aumento de los temores de una recesión inminente. El volumen de búsqueda en Google de recesión se ha disparado en las últimas semanas.

El informe sobre el empleo de junio, que se publicó la semana pasada, mostró que el empleo es fuerte con un alto crecimiento salarial, lo que aumenta la posibilidad de una recesión. Ello se debe a que se traduce en una Reserva Federal más agresiva, que debe luchar para ayudar a minimizar la inflación interna. Una recesión suele significar que los múltiplos P/E (que es lo que los inversores están dispuestos a pagar por una acción, dadas sus ganancias) se comprimirían, lo que daría lugar a una posible disminución de los precios de las acciones, por lo que repercutiría en el cripto debido a la alta correlación actual.

Dentro del ecosistema de las criptomonedas, la preocupación por una crisis de liquidez ha disminuido. Justin Sun , el fundador del protocolo TRON, que es una de las mayores redes de blockchain, dijo que está dispuesto a unirse a Sam Bankman-Fried para ofrecer apoyo financiero a las empresas de criptografía que están luchando con problemas de liquidez. Sun dijo que podría gastar hasta 5.000 millones de dólares en adquisiciones, después de que varias empresas le hayan pedido ayuda.

FTX de Sam Bankman-Fried ya ha proporcionado apoyo a Voyager Digital y BlockFi, y el CEO de Binance, CZ, afirmó que entre 50 y 100 empresas de criptomonedas están pidiendo ayuda, debido a que el intercambio tiene la «mayor reserva de efectivo en la industria.» Sun afirmó que un número similar ha llegado a TRON también.

Según el sitio web de TRON, su DAO tiene 2.300 millones de dólares en reservas. Sun dijo: «Nuestro interés son las plataformas con una gran base de usuarios, tanto las CeFi como las DeFi». Sun dijo que cree que lo peor de la actual caída del mercado ya ha pasado. Afirmó: «Actualmente creo que el proceso de desapalancamiento ha pasado el peor momento, por lo que sólo tenemos que limpiarlo y seguir adelante. No creo que [el] mercado sea súper alcista, por supuesto». Sin embargo, el entorno macroeconómico puede hacer que la crisis de liquidez persista durante más tiempo, debido a que la Reserva Federal se ve obligada a responder a una inflación persistentemente alta y a seguir retirando liquidez.